jueves, agosto 27, 2009

Kabul Disco

No todos los cómics tiene que ser graciosos, ni haber pasado antes por un periódico, revista o web, ni porqué ser de seres improbables. De hecho hay un género entero que llaman slice of life, que no es más que un cacho de la vida de alguien, normalmente del autor. Los hay deprimentes, alegres, graciosos y sosos, que no van a ningún lado o que llevan a algo más grande, como la vida misma.


Kabul Disco es uno de éstos. Nos cuenta la aventura del autor que empezó cuando respondió a un anuncio que buscaban dibujante de cómics para hacer una adaptación de la constitución de ¡Afganistán!.

Como vemos los subtítulo ya son unos spoiler y nos pone en situación: "Cómo no me secuestraron en Afganistán" y "Cómo no me convertí en un adicto al opio". Así este cómic nos cuenta su vida allí, que tiene sus puntos de absurdo, de desesperación, de disfrute y vergüenza ajena.


Es divertido, nos cuenta que las cosas no son como parecen en las noticias, pero que tampoco está muy convencido de si lo que ha vivido es representativo.

Y al final, vemos páginas del cómic que hizo y fotos de la panda de allí. Es como las pelis basadas en hechos reales que sacan a las personas reales en los créditos. Muy curioso.

De momento hay publicados en España dos tomos, a 16 lereles cada uno (en grandes superficies un 5% menos, pero así no das tu apoyo a los valientes que tienen librerías independientes en tu barrio). Si pasa como me pasa siempre (me pasó con Persépolis, El Hobbit, Midnight Nation, Rising Star, Battlechaser, Crimson, From Hell, ...), dentro de un par de años lo sacarán en un solo tomo superchulo por 20.

No hay comentarios: