viernes, agosto 08, 2008

La mejor noticia del verano

El supermercado que viste a sus empleados de verde y naranja ha sacado un clon del mejor polo de todas las infancias. Véanlo en su gloria.


¿Puede haber una noticia mejor? Sí, que la caja entera de 10 polos cuesta menos de 2 euros.

¡Buen verano a todos!¡Para el último no hay!

miércoles, agosto 06, 2008

Tenemos nuevo miembro en la blogesfera

Es bastante precoz, tanto que apenas tiene datos para rellenar en su perfil, pero ya lleva dos entradas.

Escribe Desde la tripita de mi Mamá.

viernes, julio 25, 2008

Buscando un problema

Había un problema y yo estaba buscando uno. Así empiezan muchas historias y no todas acaban bien.

Hace unas semanas mi pila de cosas del "para ayer" se quedó vacía. Le siguió la pila de "para ya" y luego la de "para dentro de poco".

Me quedé sin qué hacer y como tengo internet capado en el curro, apliqué esta cita: "Cuando un guerrero no tiene con quien pelear, afila sus armas", recientemente reformulada como "uno de los motores del software libre es rascarte lo que te pica".

En el trabajo uso un framework libre "fuertemente adaptado" a las necesidades de mi empresa actual (hicieron un fork que cada vez está más desactualizado), así que fui dando vueltas a las cosas que más me hacen odiarlo. Llegué a lo que llegué porque no puedo cambiar unilateralmente el sistema de control de versiones usado.

Os pongo en situación del entorno de mi proyecto:

  • Como sistema de scripting para compilación y ensamblado usamos maven, en su versión 1.x, y un porrón de plugins hechos en casa para que medio funcione.
  • El proyecto se divide en módulos que se comunican por medio de SOAP.
  • Todos los módulos tienen una interfaz más inestable que Debian Sid cuando tiene uno de esos días.
  • En ninguna parte del repositorio de código hay copia de los WSDL de cada módulo, pero es posible generarlos compilando cada módulo.
  • Es muyyy frecuente que falle una subida a entornos de mantenimiento por no ajustarse el WSDL esperado y el realmente presente para varios módulos.

Alguien tenía que solucionar esto, pero Alguien sí tenía curro y me lo acabé asignando.

No sé si conocéis la página del proyecto Apache. Es como ver la portada de SourceForge. Nunca encuentras lo que buscas. Innumerables proyectos, solapándose en su funcionalidad y reemplazando unos a otros, pero sin una visión de conjunto ni noticias útiles. Proyectos abandonados. Documentación inencontrable. Todo lo que de verdad sería útil está en las mail-list (¡que no tenían buscador hasta hace una semana!) y en blogs de gente que se ha perdido antes en esa web.

Después de preguntar en muchos garitos, conseguí enterarme de JBoss sigue la sana costumbre de permitirte ver los WSDL en una URL, qué plugin debía modificar para consultar los WSDL on-line en vez de los locales e incluso en qué lenguaje van los plugins de Maven. Sí, amigos, usan un lenguaje poco conocido, con syntaxis en XML y un nombre tan común que cuesta encontrar cosas útiles en Google.

El engendro se llama Jelly y es ¡otro! proyecto dentro de Apache. Pasadas más horas descubrí que estaba empezando a oler a muerto y que los chicos de Maven tardaron en darse cuenta. Dejaron de usarlo en la versión 2.x.

Mientras hacía estas pesquisas conseguí al menos lo que quería:
  • Una solución parcial al problema de los WSDL (funciona!).
  • Aprender algo que no conocía.
  • Muy posiblemente ser una de las 20 personas que más saben de ello en el mundo.
  • Matar el rato.

Moraleja: Desconfiad de los Apaches.

domingo, junio 08, 2008

Telefónica II o Viajamos hacia el futuro a un segundo por segundo

Esta semana ha habido novedades aparte del cambio de fecha, cosa que es de agradecer (hablo del cambio de fecha, que no mola estar Atrapado en el Tiempo, las novedades ya llegaban caducadas).

Demostrando que las casualidades no existen y que la voluntad propia (o prestada, pero sigue siendo propia de alguien) moldea la realidad que percibimos, a las pocas horas de hacer pública mi carta de amor no correspondido recibí la llamada del ahorro que esperaba: El Lunes por la mañana recibiría la ¡cuarta! visita de un técnico de Telefónica.

Así a las 9 de la mañana recibí al técnico, que en un detalle de gran profesionalidad y que denotaba confianza, me dio mi nuevo número y el de su móvil del trabajo, por si se daba el improbable caso de que tras bajar él a la arqueta a conectarme no funcionara algo.

Como todos sabemos, los hechos uno entre un millón tienen una probabilidad de ocurrencia mucho más alta de lo esperado: no funcionó. Sonaba el timbre pero ni tono ni voz ni nada.

El culpable era el PTR que me instaló el primer técnico allá por Julio. No quiso cooperar y tuvimos que amputar (el PTR, no el técnico).

Desde entonces tengo teléfono, pero sigo manteniendo la encuesta porque sigo sin poder contratar ADSL. Según dicen en el 1004 se tarda entre 24 y 48 horas en que una nueva alta quede reflejada en su base de datos y se pueda tramitar el alta de ADSL. A estas fechas mi teléfono sigue sin estar en la base de datos.

Así que he vuelto a llamar a Telefónica a preguntar qué hay de lo mío, de explicar a los operadores que un máximo de 48 horas a partir de un Lunes sí se ha superado un Jueves por la noche, que si la única explicación para el retraso es una incidencia y no les consta que ya esté informada deben informarla ellos y que estoy segurísimo de que tengo el teléfono operativo pues les llamo desde él.

Qué agradable es la rutina, la rutina de las llamadas, la rutina de las recargas del saldo de Yoigo, la rutina de preguntar a los vecinos por si hay noticias (que tanto unen en la indignación a la comunidad), la rutina de deletrear mis comunes apellidos, la rutina de comprobar que otros operadores no me ofrecen cobertura propia y de que estoy tan enfadado que ya no me lo puedo tomar ni con humor.

sábado, mayo 31, 2008

Telefónica, quisiera ser tu cliente...

Pero parece que tú no. ¿Por qué me odias? ¿Tanto rencor me guardas por haberte abandonado hace ya tanto y llevarme el móvil a la empresa que ahora es naranja y antes era verde?

En Julio hará un año que me mudé y te ofrecí darte mi dinero mensualmente por una línea de teléfono y una conexión a internet. Me dijiste que tardarías un poco porque la casa es nueva y lo entendí.

Lo que no entendí es cómo es que mandaste tan rápido un tecnico a traerme un teléfono y la línea. Al final del día el técnico tampoco lo entendió, me dejó el teléfono y se marchó sin poder ponerme línea.

Incontables veces llamé y me dijiste que como muy tarde tendría la línea antes de año nuevo, incluso me dijiste una vez que es la fecha típica que das como caso peor para las peticiones de todo el año.

Llegó el año nuevo y tuvimos novedades, pues no tuve línea pero prometiste no volver a engañarme con fechas: ya no me das previsiones de para cuando tendré la línea.

Seguí llamándote. No te fui a dar una serenata a llorar por tu atención porque no sé donde duermes. Cuando llamo a tu casa me dicen que no eres tú, sino tu hermana online o tu hermana sistemas con la que tengo que hablar, pero sea la que sea nunca está o o se quiere poner.

Vino otro técnico al que le dijiste que todo estaba ya arreglado y se tuvo que ir avergonzado.

A veces juegas con mi saludo mental y me dices que nunca te he pedido nada y por eso nada me dabas. Deben ser jugarretas del garrafón, porque sólo me dices esas cosas cuando llamo o muy tarde o en fines de semana, cuando me hablas con ese acento tan trasatlántico y te olvidas de cómo se escriben los apellidos más comunes, como los míos.

Vino un tercer técnico al que dijiste que ya estábamos conectados a la centralita. Lo que no le dijiste es a cual. Tras dos horas de exploración exhaustiva, el técnico la encontró: justo la centralita nueva recién puesta que todavía no está dando servicio.

Llamé y me dijiste que tardarías como poco un mes. A las dos semanas un vecino ya tenía internet.
Te volví a llamar y me dijiste que para qué, que todavía no había pasado el mes. El vecino te pidió tus servicios más tarde que yo, ¿acaso su dinero es mejor? ¿le pusiste la línea cuando dejó por ti a Vodafone?

Ayer me llamaste tú a mi para decirme que te de una oportunidad, que esta vez sí, que este Lunes me mandas un cuarto técnico, pero que no sabe si me pondrá internet.

Y soy tan tonto que te creo, que te doy otra oportunidad.
Por favor, no me mientas más. No sé si lo podré soportar.

martes, mayo 06, 2008

Vamos a contar mentiras, tralará

Visto en El País de hoy, edición digital:

Faltan licenciados... y calidad

25.500 euros brutos anuales, más un 12% de variable, más beneficios sociales (plan de pensiones, seguro médico,...), más formación de posgrado. La Operadora del Mercado Ibérico de Energía (OMEL, algo así como la bolsa de valores que compra y vende energía en función de su demanda en España y Portugal) tiene abierto todo el año un proceso de selección para contratar a tasadores (recién licenciados en Telecomunicaciones o Informática) con unas condiciones nada desdeñables. Pero ha tenido que recurrir al programa International Mobilty de Adecco para cubrir su demanda.

"Hasta hace dos o tres años, nos bastábamos para completar la plantilla", asegura Santos Ortega, Jefe de Recursos Humanos de OMEL, pero "hemos detectado un bajón drástico de gente preparada; no sólo faltan licenciados, también calidad".

Además, según Ortega, España vive inmersa en un cambio sociológico que, en su opinión, no se ha visto venir. "Los estudiantes españoles tienen mucho donde elegir; además, hoy la formación no termina al conseguir la licenciatura, sino que se completa con estudios en el extranjero, estancias de training en grandes multinacionales, etcétera".

Así, OMEL ha encargado a Adecco que busque profesionales en otras latitudes que quieran venir a trabajar a España, formarse y "en un par de años dar el salto dentro del sector o volverse a su país de origen".

Venezuela, Perú, Colombia y Chile son algunos de los caladeros donde Adecco buscará los trabajadores que OMEL no encuentra en España. También en el este de Europa (Rumanía, República Checa y Eslovaquia), aunque el idioma y la mayor proximidad con otros países en los que los sueldos y coberturas son mayores hace más difícil que su primera elección sea España.



Pero si vamos a la web de la OMEL y buscamos ofertas de empleo...
¡No hay ofertas!

¿Es que acaso el periódico está intentado engañarnos? ¿o es la OMEL? ¿no debería haber comprobado esto el periodista? ¿No es que de verdad querían decir "No encontramos ingenieros baratos y sin derechos laborales"? ¿Por qué esta noticia no admite comentarios en la web?

viernes, marzo 21, 2008

Vídeo en el iPod (Nano) sin dolor

Tenemos un iPod, esa pequeña maravilla que reproduce vídeo además de música, pero si seguimos las pocas instrucciones que nos da Apple nos encontramos que sólo podemos transferirlo por medio del iTunes. Se nos dice que el iTunes ya realizará la conversión del formato que le gusta a él al que le gusta al iPod. Lo que no te dicen es que el iTunes es muy delicado con sus preferencias y que es más lento que el caballo del malo. Se nos dice que al iTunes le gustan los vídeos en formato Quicktime.
Se nos dice que de las pocas aplicaciones que generan vídeos en Quicktime es el Quicktime Pro, que es de pago, lentísimo y encima no admite todos los AVI de nuestro disco duro.

Debería ser más fácil.

¡Software libre al rescate! En este caso nuestro campeón es Avidemux, disponible para Windows, MacOS X y Linux. Lee y graba casi de todo, permitiendo aplicar en medio muchos tipos de filtros. Como el VirtualDub, pero más flexible.

En las ultimísimas versiones hay perfiles predefinidos para que no nos perdamos con las múltiples opciones, pero por si usas una versión anterior o no te fias, te doy los detalles técnicos:

El iPod admite vídeo en contenedores MP4 o MOV, con algoritmos de vídeo MPEG-4 SP o AVC y para el sonido AAC. En el caso del Nano 3G la resolución máxima es 320x240 en el caso de AVC o 480x480 en el caso de MPEG-4 SP.

Pues ahora os doy el truco del almendruco, la razón por la que os recomiendo este programa y no otro, lo que llevo mucho tiempo dando vueltas cómo contar para que veáis el truco (en divulgación la cosa va al revés que en la magia, ¡qué cosas!) y al final creo que lo mejor es no adornarlo:

Tienes diez mil pelis en AVIs con DIVX y MP3 y otras menos en DVD. Sabemos (si no lo sabíais, ahora sí) que el DIVX es MPEG-4 SP, que le mola al iPod. Sabemos que si convertimos el MP3 a AAC no nos tardará mucho. Tan poco como pasar de AVI a MP4. ¿Entonces por qué nos complicamos la vida en descomprimir y volver a comprimir a MPEG-4 SP? Pues el amigo Avidemux nos deja hacer esto, simplemente poner "copy" en los ajustes de vídeo, procesar el audio para convertir a AAC y el tipo de fichero de salida a MP4 (o MOV, que para el caso es lo mismo).

Hala, ya no nos dará tiempo de leer el periódico entero mientras esperamos. Ahora sólo podrás ojear la portada.

miércoles, enero 23, 2008

Algunas Cosas que Odio

Estas fiestas todavía recientes y las rebajas, más recientes todavía, me han traido muchos recuerdos. No todos buenos. De hecho, muchos son de porqué odio cosas que odio. O que me parecen absurdas, según el estado de ánimo del momento. Así que si me pareces absurdo, ya sabes. Grrrrr.

Tarjeta Regalo cualquiera
Una de esas cosas absurdas (bueno, que odio) son las Tarjetas Regalo.Todos las hemos visto e ignorado. Están presentes en todos los grandes almacenes sea cual sea el sector al que va dirigido.Las veréis en el Tajo Bretón, MedioMercado, Júpiter, Zilvia y otros sitios de captura de vuestros dineros.Se presentan como un sinfín de ventajas, como extraigo de la web de uno de estos lugares (aunque no lo parezca, no es un corta y pega, que los muy zoquetes se cargan la accesibilidad de su web poniendo el texto como imágen, seguro que para ponerlo en verde):

"[...] en ella caben todos los regalos que puedas imaginar. Porque además de tener una para cada ocasión, la persona que la recibe podrá elegir lo que más le guste, por la cantidad que tú desees, en cualquiera de nuestros centros comerciales. Y sin fecha de caducidad. Más que un regalo, el regalo perfecto."

Las desventajas no te las dicen, en parte porque todos las conocemos. Sería algo así (esto sí que no es corta y pega):

"Rara vez encontrará algo por el importe seleccionado y lo que sobre se acabará perdiendo en nuestros libros contables. A pesar del amplio surtido de nuestros centros comerciales, siempre querrá lo que no tenemos pero nuestra competencia sí. Menos que un regalo, el no-regalo perfecto. Literalmente, se compra su propio regalo."

Es dinero peor que el dinero, de hecho es peor dinero que algunas infames monedas cuya venta es ilegal, como el Dirham marroquí o los Pesos cubanos (los de verdad, no los de los turistas) y que si cotizasen, estarían permanentemente devaluadas. Para que fueran mínimamente atractivas, las tarjetas regalo deberían venir como las de prepago de móviles antes de hundirse el NASDAQ. Pagando 10 te deberían dar 20.

Lo increíble es que los centros comerciales sigan intentando venderte estas inutilidades, sobre todo cuando todos usamos y tenemos (unos más que otros) algo mejor que ésto.

Dinero de Verdad