jueves, enero 04, 2007

Blanca navidad

Pasaba por allí. No sé bien qué me hizo levantar la cabeza. Tras aguantar que se rieran de mi, de inspirar lástima y de buscarla por todos los rincones, la daba ya por perdida y me resignaba a esperarla hasta no se sabe cuando. Entonces la vi, rodeada de luces, en las alturas y sola, esperándome ella a mi.

Al fin tengo mi Wii.

Me ha costado, pero al final la encontré donde bromeaba que la iba a encontrar: en una tienducha que lo mismo vende relojes baratos que radios o televisores enchufables al mechero del coche, olvidada de todos y desconocida para 2 de cada 3 (no es estadística, es que son 3) empleados de la tienda.

Como ya contaba ucedaman, el embalaje parece salido de cierta empresa frutera californiana y no de un antiguo fabricante de cartas japonés. Todo está perfectamente empaquetado, sobrando incluso hueco para el juego del año según algunos, muy cerquita del juego del año según otros. Y todo sin usar los famosos espumillones blancos que tan nevados han dejado incontables salones para cabreo de l@s señor@s del hogar, supongo que por no hacer la competencia a la blancura de Ella.

No se puede negar que es mujer y encima de las que, como dice la canción, es duro estar enamorado porque todo el mundo la quiere ver, tocar y llevársela a su casa.

¿Cuántas veces habremos escuchado eso de "sistema de entretenimiento para toda la familia"? ¿Y cuántas veces, Trivial aparte, ha sido verdad? La de Ella es una de esas contadas veces. He vivido el que no haya podido avanzar nada al Zelda porque 3 generaciones de la familia se pelean por un turno para jugar. He visto desmontarse salones, de esos en los que nunca se mueve nada, porque Wii've got to play. He visto abuelos dejar su siesta para practicar cómo tirar bolos...

Y yo que creía que la DS tenía éxito... al lado de la Wii parece la "eso" del chiste (1).

Siguiendo con el símil, la Wii es chiquitita al lado de las otras, no impresiona tanto por lo que ofrece a la vista sin ser fea y parece delicada aunque sigue sin afear el gesto por el maltrato de los pequeñines. Será cosa heredada de familia. Pero te encanta estar con ella porque te hace reír y tiene algo especial.

No podemos fiarnos de las cifras de ventas porque en 2 de 3 (la otra es que es de la navidad pasada) opciones la oferta es inferior a la demanda a nivel mundial y encima una de las dos, que prefiere el negro, llegará a nuestras tierras con las flores, pero al menos en el ambiente se siente que estas navidades van a ser/son blancas.

1 -¿Bailas?
-Ni de broma
-¿Y eso?
-Eso es mi amiga y tampoco baila