martes, mayo 30, 2006

Bienveniiiiiiidooooooooos

Eh, uno, eh, probando, probando...1

¿Se me lee ahí al fondo? ¿Sí? Gracias, majos.

Bueno, pues al fin me he decidido a abrir este garito en el que no sé si nos leeremos algunos o simplemente nadie, pero que de momento me vale para desmarcar una de esas cosas que siempre dejamos para otro día, junto a la lavadora, la plancha y ese golpecito que se llevó el coche en un aparcamiento.

¿Y por qué un blog? Pues porque:
a) está de moda
b) tengo algunas cosillas sueltas por la web buscando casa
c) la verdad está ahí fuera, así que habrá que salir para que se confunda con la verdad2

Hoy abro el blog, mañana... pues mañana no toca nada, me temo. El mundo, si se deja.

Pies de página:

  1. Diez puntos para la casa del lector que adivine canción y grupo de la cita.
  2. No es que la verdad esté simplemente fuera, sino que encima se esconde como un animalillo asustado o un gamberrete esperando el mejor momento para saltarte a la cara cuando menos te lo esperas. Esto es lo que llamamos una verdad sorprendente. La triste verdad es la que se ha aburrido de que no la encuentren, se ha vuelto apática y se anuncia en la sección de contactos, a ver si alguien quiere algo con ella. No suele funcionar.